ergonautas - ergonomía online
 No has iniciado sesión      Regístrate      Inicia Sesión  
ergonautas - Patrocinio Patrocinio
  CURSO 100% ONLINE
 ¿Quieres citar este documento?     

Introducción

El método Owas permite la valoración de la carga física derivada de las posturas adoptadas durante el trabajo. A diferencia de otros métodos de evaluación postural como Rula o Reba, que valoran posturas individuales, Owas se caracteriza por su capacidad de valorar de forma global todas las posturas adoptadas durante el desempeño de la tarea. Como contrapartida, Owas proporciona valoraciones menos precisas que los anteriores. Es esta capacidad de considerar múltiples posturas a lo largo del tiempo, la que hace que Owas, a pesar de ser un método relativamente antiguo, continue siendo en la actualidad uno de los más empleados en la evaluación de la carga postural.

Owas fue desarrollado en 1977 por un grupo de ergonónomos, ingenieros y trabajadores del sector del acero en Finlandia. El método, desarrollado inicialmente para dicho sector, resultó extrapolable a otros ámbitos de trabajo, y fue adoptado rápidamente por su sencillez de aplicación y porque en 1991 apareció una versión informatizada, siendo uno de los primeros softwares para la evaluación ergonómica a disposición de los ergónomos.

A lo largo del tiempo un gran número de estudios científicos han avalado los resultados proporcionados por el método en ámbitos laborales tan dispares como la medicina, la industria petrolífera o la agricultura, y los análisis de validación de resultados han demostrado que estos son correctos si se cumplen las condiciones de aplicación.

 Recuerda...

El método Owas valora la carga física derivada de las posturas adoptadas durante el trabajo

A diferencia de otros métodos de evaluación postural, Owas se caracteriza por su capacidad de valorar todas las posturas adoptadas durante el desempeño de la tarea de manera conjunta

Fundamentos del método

El método Owas es un método observacional, es decir, parte de la observación de las diferentes posturas adoptadas por el trabajador durante el desarrollo de la tarea a intervalos regulares. Las posturas observadas son clasificadas en 252 posibles combinaciones según la posición de la espalda, los brazos, y las piernas del trabajador, además de la magnitud de la carga que manipula mientras adopta la postura.

Cada postura observada es clasificada asignándole un código de postura. A partir del código de cada postura se obtiene una valoración del riesgo o incomodidad que supone su adopción asignándole una Categoría de riego (Owas distingue cuatro Niveles o Categorías de riesgo para cada postura).

Así pues, realizada la codificación de las posturas, el método determina la Categoría de riesgo de cada una de ellas individualmente. Posteriormente se evalúa el riesgo o incomodidad para cada parte del cuerpo (espalda, brazos y piernas) de forma global, es decir, considerando todas las posturas adoptadas. Para ello se asigna una Categoría de riesgo a cada parte del cuerpo en función de la frecuencia relativa de las diversas posiciones que adoptan en las diferentes posturas observadas.

Finalmente, el análisis de las Categorías de riesgo calculadas para cada postura observada, así como para las distintas partes del cuerpo de forma global, permitirá identificar las posturas y posiciones más críticas, así como las acciones correctivas necesarias para mejorar el puesto.

 Recuerda...

Las posturas observadas son clasificadas en 252 posibles combinaciones según la posición de la espalda, los brazos, y las piernas del trabajador, además de la magnitud de la carga manipulada

A cada postura observada se le asigna un código de postura. Cada código lleva asociado una Categoría de riesgo

  Aplicación del método

La aplicación del método comienza con la observación de la tarea desarrollada por el trabajador. Si existen diferentes actividades a lo largo del periodo observado se establecerá una división en diferentes fases de trabajo. Esta división es conveniente cuando las actividades desarrolladas por el trabajador son muy diferentes en diversos momentos de su trabajo. Así pues, si la tarea realizada por el trabajador es homogenea y la actividad desarrollada es constante la evaluación será simple, si la tarea realizada por el trabajador no es homogénea y puede ser descompuesta en diversas actividades o fases la evaluación será multifase. Si se han establecido fases la evaluación se realizará separadamente para cada fase.

Además, se establecerá el periodo de observación necesario para el registro de posturas considerando que la muestra de posturas recogidas debe ser representativa del total de posturas adoptadas por el trabajador. Esto implica que en puestos de ciclo de trabajo corto, en los que las actividades se repiten un periodos breves, será necesario un tiempo de observación menor que en puestos de tareas muy diversas y sin ciclos definidos. En general serán necesarios entre 20 y 40 minutos de observación.

Se determinirá la frecuencia de muestreo, es decir, la frecuencia con la que se anotarán las posturas adoptadas. Las posturas deben recogerse a intervalos regulares de tiempo, habitualmente entre 30 y 60 segundos. La frecuencia de observación dependerá de la frecuencia con la que el trabajador cambia de postura y de la variedad de posturas adoptadas. En general, a mayor frecuencia de cambio y diversidad de posturas será necesaria una mayor frecuencia de muestreo y registro de posturas. En cualquier caso debe considerarse que el número de observaciones realizadas debe ser suficiente e influirá en la precisión de la valoración obtenida. Debe considerarse que la verdadera proporción de tiempo en cada postura se estima a partir de las posturas observadas, por lo tanto, el error de estimación aumenta a medida que el número total de observaciones disminuye. Estudios previos han encontrado que el límite superior de este error (con 95 % de probabilidad) cuando se realizan 100 observaciones es del 10 %. El límite de error basado en 200, 300 y 400 observaciones son 7 % , 6 % y 5 % respectivamente.

Definidas las fases, el periodo de observación y la frecuencia de muestreo se observará la tarea durante el periodo de observación definido y se registraran las posturas a la frecuencia de muestreo. Esto puede realizarse mediante la observación in situ del trabajador, el análisis de fotografías, o la visualización de videos de la actividad tomados con anterioridad.

Finalmente se realizarán los cálculos expuestos en apartados posteriores para obtener la valoración del riesgo debido a la adopción de posturas en el desarrollo de la tarea.

 Recuerda...

Si las actividades desarrolladas por el trabajador son muy diferentes en diversos momentos de su trabajo se establecerá una división en diferentes fases de trabajo y se llevará a cabo una evaluación multifase

En general el periodo de observación y registro de posturas de la tarea oscilará entre 20 y 40 minutos

La frecuencia de muestreo indica cada cuánto tiempo se debe registrar la postura del trabajador. En general las posturas deben recogerse a intervalos regulares de tiempo, habitualmente entre 30 y 60 segundos

 Recuerda...

Un mayor número de posturas registradas permite una mayor precisión en la valoración. Se estima que a partir de 100 posturas el error máximo es del 10%

El procedimiento para aplicar el método Owas puede resumirse en los siguientes pasos:


1

Determinar si la la tarea debe ser dividida en varias fases (evaluación simple o multi-fase).

Si las actividades desarrolladas por el trabajador son muy diferentes en diversos momentos de su trabajo se llevará a cabo una evaluación multifase.

2

Establecer el tiempo total de observación de la tarea dependiendo del número y frecuencia de las posturas adoptadas

Habitualmente oscilará entre 20 y 40 minutos.

3

Determinar la frecuencia de observación o muestreo

Indicar cada cuánto tiempo se registrará la postura del trabajador. Habitualmente oscilará entre 30 y 60 segundos.

4

Observación y registro de posturas

Observación de la tarea durante el periodo de observación definido y registro las posturas a la frecuencia de muestreo establecida. Pueden tomarse fotografías o vídeos desde los puntos de vista adecuados para realizar las observaciones. Para cada postura se anotará la posición de la espalda, los brazos y las piernas, así como la carga manipulada y la fase a la que pertenece si la evaluación es multifase.

5

Codificación de las posturas observadas

A cada postura observada se le asignará un Código de postura que dependerá de la posición de cada miembro y la carga. Se emplearán para ello las tablas correspondientes a cada miembro,

6

Calculo de la Categoría de riesgo de cada postura

A partir de su Categoría de riesgo se identificarán aquellas posturas críticas o de mayor nivel de riesgo para el trabajador.

7

Cálculo del porcentaje de repeticiones o frecuencia relativa de cada posición de cada miembro

Se calculará el porcentaje de cada posición de cada miembro (espalda, brazos y piernas) respecto al total de posturas adoptadas.

8

Cálculo de la Categoría de riesgo para cada miembro en función de la frecuencia relativa

Se conocerá así qué miembros soportan un mayor riesgo y la necesidad de rediseño de la tarea.

9

Determinar, en función de los resultados obtenidos, las acciones correctivas y de rediseño necesarias

10

En caso de haber introducido cambios, evaluar de nuevo la tarea con el método Owas para comprobar la efectividad de la mejora



  Observación y codificación de posturas

La tarea será observada durante el periodo de observación definido y se registraran las posturas a la frecuencia de muestreo. Aunque esto puede realizarse mediante la observación in situ del trabajador, filmar en vídeo la tarea y detener la imagen en los momentos oportunos puede facilitar el registro de las posturas.

A cada postura se le asignará un Código de postura conformado por cuatro dígitos. El primer dígito dependerá de la posición de la espalda del trabajador en la postura valorada (Tabla 1), el segundo de la posición de los brazos (Tabla 2), el tercero de la posición de las piernas (Tabla 3) y el cuarto de la carga manipulada (Tabla 4). La Figura 1 muestra un ejemplo de codificación de una postura.


Posición de la espalda   Código
Espalda derecha

1

El eje del tronco del trabajador está alineado con el eje caderas-piernas
Espalda doblada

2

Puede considerarse que ocurre para inclinaciones mayores de 20º (Mattila et al., 1999)
Espalda con giro

3

Existe torsión del tronco o inclinación lateral superior a 20º
Espalda doblada con giro

4

Existe flexión del tronco y giro (o inclinación) de forma simultánea
Tabla 1: Codificación de las posiciones de la espalda.

Posición de los brazos   Código
Los dos brazos bajos

1

Ambos brazos del trabajador están situados bajo el nivel de los hombros
Un brazo bajo y el otro elevado

2

Un brazo del trabajador está situado bajo el nivel de los hombros y el otro otro, o parte del otro, está situado por encima del nivel de los hombros
Los dos brazos elevados

3

Ambos brazos (o parte de los brazos) del trabajador están situados por encima del nivel de los hombros
Tabla 2: Codificación de las posiciones de los brazos.



Posición de las piernas   Código
Sentado

1

El trabajador permanece sentado
De pie con las dos piernas rectas

2

Las dos piernas rectas y con el peso equilibrado entre ambas
De pie con una pierna recta y la otra flexionada

3

De pie con una pierna recta y la otra flexionada con el peso desequilibrado entre ambas
De pie o en cuclillas con las dos piernas flexionadas y el peso equilibrado entre ambas

4

Puede considerarse que ocurre para ángulos muslo-pantorrilla inferiores o iguales a 150º (Mattila et al., 1999). Ángulos mayores serán considerados piernas rectas.
De pie o en cuclillas con las dos piernas flexionadas y el peso desequilibrado

5

Puede considerarse que ocurre para ángulos muslo-pantorrilla inferiores o iguales a 150º (Mattila et al., 1999). Ángulos mayores serán considerados piernas rectas.
Arrodillado

6

El trabajador apoya una o las dos rodillas en el suelo.
Andando

7

El trabajador camina
Tabla 3: Codificación de las posiciones de las piernas.

Carga o fuerza   Código
Menos de 10 kg

1

Entre 10 y 20 kg

2

Mas de 20 kg

3

Tabla 4: Codificación de la carga y fuerzas soportada.


Postura Espalda Brazos Piernas Carga

1

2

1

1

* Se considera que el trabajador no soporta carga
Figura 1: Ejemplo de Codificación de una postura.

  Cálculo del riesgo

Una vez codificadas las posturas incluidas en la evaluación se deberá calcular la Categoría de riesgo de cada una de ellas. Owas asigna una Categoría de riesgo a cada postura a partir de su Código de postura.

Existen cuatro Categorías de riesgo (Tabla 5) numeradas del 1 al 4 en orden creciente de riesgo respecto a su efecto sobre el sistema músculo-esquelético. Cada una, a su vez, establece la prioridad de posibles acciones correctivas.


Categoría de Riesgo Efecto de la postura Acción requerida

    1    

Postura normal y natural sin efectos dañinos en el sistema músculo esquelético.

No requiere acción.

    2    

Postura con posibilidad de causar daño al sistema músculo-esquelético.

Se requieren acciones correctivas en un futuro cercano.

    3    

Postura con efectos dañinos sobre el sistema músculo-esquelético.

Se requieren acciones correctivas lo antes posible.

    4    

La carga causada por esta postura tiene efectos sumamente dañinos sobre el sistema músculo-esquelético.

Se requiere tomar acciones correctivas inmediatamente.
Tabla 5: Categorías de Riesgo y Acciones correctivas.

Para conocer a qué Categoría de riesgo pertenece cada postura se empleará la Tabla 6. En ella, a partir de cada dígito del Código de postura, se indica la Categoría de riesgo a la que pertenece la postura.


Piernas 1 2 3 4 5 6 7
Carga 1 2 3 1 2 3 1 2 3 1 2 3 1 2 3 1 2 3 1 2 3
Espalda Brazos
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 2 2 2 2 2 2 1 1 1 1 1 1
2 1 1 1 1 1 1 1 1 1 2 2 2 2 2 2 1 1 1 1 1 1
3 1 1 1 1 1 1 1 1 1 2 2 3 2 2 3 1 1 1 1 1 2
2 1 2 2 3 2 2 3 2 2 3 3 3 3 3 3 3 2 2 2 3 3 3
2 2 2 3 2 2 3 2 3 3 3 4 4 3 4 3 3 3 4 2 3 4
3 3 3 4 2 2 3 3 3 3 3 4 4 4 4 4 4 4 4 2 3 4
3 1 1 1 1 1 1 1 1 1 2 3 3 3 4 4 4 1 1 1 1 1 1
2 2 2 3 1 1 1 1 1 2 4 4 4 4 4 4 3 3 3 1 1 1
3 2 2 3 1 1 1 2 3 3 4 4 4 4 4 4 4 4 4 1 1 1
4 1 2 3 3 2 2 3 2 2 3 4 4 4 4 4 4 4 4 4 2 3 4
2 3 3 4 2 3 4 3 3 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 2 3 4
3 4 4 4 2 3 4 3 3 4 4 4 4 4 4 4 4 4 4 2 3 4
Tabla 6: Categorías de Riesgo por Códigos de Postura.


Conocídas las Categorías de riesgo de cada postura es posible determinar cuáles son aquellas que pueden ocasionar una mayor carga postural para el trabajador. Para considerar el riesgo de todas las posturas de forma global, se calculará a continuación la frecuencia relativa de cada posición adoptada por cada miembro. Es decir, en qué porcentaje del total de posturas registradas, cada miembro se encuentra en una posición determinada. Por ejemplo, si se han registrado 50 posturas y en 10 de ellas la espalda estaba doblada, la frecuencia relativa de espalda doblada es 20%. Este procedimiento deberá aplicarse a todas las posiciones posibles de todos los miembros. Una vez conocidas las frecuencias relativas la consulta de la Tabla 7 permitirá conocer las Categorías de riesgo para la espalda, los brazos y las piernas de manera global. A partir de esta información será posible identificar que partes del cuerpo soportan una mayor incomodidad y decidir las medidas correctivas  a aplicar.


Frecuencia Relativa ≤10% ≤20% ≤30% ≤40% ≤50% ≤60% ≤70% ≤80% ≤90% ≤100%
ESPALDA Espalda derecha 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
Espalda doblada 1 1 1 2 2 2 2 2 3 3
Espalda con giro 1 1 2 2 2 3 3 3 3 3
Espalda doblada con giro 1 2 2 3 3 3 3 4 4 4
BRAZOS Dos brazos bajos 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
Un brazo bajo y el otro elevado 1 1 1 2 2 2 2 2 3 3
Dos brazos elevados 1 1 2 2 2 2 2 3 3 3
PIERNAS Sentado 1 1 1 1 1 1 1 1 1 2
De pie 1 1 1 1 1 1 1 1 2 2
Sobre una pierna recta 1 1 1 2 2 2 2 2 3 3
Sobre rodillas flexionadas 1 2 2 3 3 3 3 4 4 4
Sobre una rodilla flexionada 1 2 2 3 3 3 3 4 4 4
Arrodillado 1 1 2 2 2 3 3 3 3 3
Andando 1 1 1 1 1 1 1 1 2 2
Tabla 7: Categorías de Riesgo de las posiciones del cuerpo según su frecuencia relativa .




Bibliografía recomendada

  • Diego-Mas, J.A., Poveda-Bautista, R. y Garzon-Leal, D.C., 2015. Influences on the use of observational methods by practitioners when identifying risk factors in physical work. Ergonomics, 58(10), pp. 1660-70.

  • Diego-Mas, J.A. y Alcaide-Marzal, J, 2014. Using Kinect™ sensor in observational methods for assessing postures at work. Applied Ergonomics, 45(4), pp. 976-85.

  • Karhu, O., Kansi, P. y Kuorinka, L., 1977. Correcting working postures in industry: A practical method for analysis. Applied Ergonomics, 8, pp. 199-201.

  • Kivi, P. y Mattila, M., 1991. Analysis and improvement of work postures in the building industry: application of the computerized OWAS method. Applied Ergonomics, 22, pp. 43–48.

  • Mattila, M. y Vilkki, P., 1999. OWAS methods. En: W. Karwoswki and W. Marras, Editors, The Occupational Ergonomics Handbook, CRC Press, Boca Raton, pp. 447–459.



Citar este documento

  • Diego-Mas, Jose Antonio. Evaluación postural mediante el método OWAS. Ergonautas, Universidad Politécnica de Valencia, 2015. Disponible online: http://www.ergonautas.upv.es/metodos/owas/owas-ayuda.php



  Software online

Utiliza el software de ergonautas para aplicar el método OWAS